Home/Disfrutar/Article

Mar 05, 2024 102 0 Padre Augustine Wetta O.S.B, EUA
Disfrutar

Esperándote

Existe una meditación poética de principios del siglo XX de un novelista griego llamado Nikos Kazantzakis que guardo en mi mesita de noche cuando comienza el Adviento cada año.

Presenta a Cristo como un adolescente observando al pueblo de Israel desde la cima de una colina distante, aún sin estar listo para comenzar su ministerio, pero aguda y dolorosamente sensible al anhelo y sufrimiento de su pueblo.

El Dios de Israel está allí entre ellos, pero aún no lo saben.

El otro día estaba leyendo esto a mis alumnos, como hago todos los años al comienzo del Adviento, y uno de ellos me dijo después de clase: «Apuesto a que así es como Jesús se siente también en estos tiempos».

Le pregunté a qué se refería. Él dijo: «sabemos que Jesús está presente en el Sagrario y nosotros simplemente pasamos como si Él ni siquiera estuviera allí»; desde entonces, en mis oraciones de Adviento, he tenido esta nueva imagen de Jesús esperando en el Tabernáculo, mirando a su pueblo, escuchando nuestros gemidos, nuestras súplicas y nuestros clamores.

Esperando…

De alguna manera, esta es la forma en que Dios elige venir a nosotros. El Nacimiento del Mesías es EL ACONTECIMIENTO CLAVE EN TODA LA HISTORIA HUMANA y, sin embargo, Dios quiso que se llevara a cabo «tan silenciosamente que el mundo siguiera con sus asuntos como si nada hubiera sucedido». Algunos pastores se dieron cuenta de lo que pasaba, también lo hicieron los reyes magos (e incluso podríamos mencionar a Herodes, que se dio cuenta aunque por las razones equivocadas); luego, aparentemente, todo quedó en el olvido… por un tiempo.

De algún modo debe haber algo muy provechoso para nosotros en la espera, pues Dios mismo elige que esperemos;  Él elige hacernos esperar en Él, y cuando lo meditas bajo esta luz, toda la historia de la salvación se convierte en una historia de espera.

Podemos también observar que existe un sentido simultáneo de urgencia en nuestra pronta respuesta al llamado que Dios nos hace, y la necesidad de que Él también nos responda pronto: «Respóndeme, Señor, cuando te llame», dice el salmista, hay algo tan atrevido en este versículo que resulta encantador.

Existe un sentido de urgencia en los salmos; pero también existe la sensación de que debemos aprender a ser pacientes y esperar, esperar con gozosa esperanza y encontrar la respuesta de Dios en la espera.

Share:

Padre Augustine Wetta O.S.B

Padre Augustine Wetta O.S.B is a Benedictine monk who serves as chaplain to the Saint Louis Priory School. He is the author of “The Eighth Arrow” and “Humility Rules.” Father Augustine lives in Saint Louis Abbey at Saint Louis, Missouri.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Articles