Home/Evangelizar/Article

Jun 05, 2024 74 0 Shalom Tidings
Evangelizar

La canasta de frutos dulces

Martín de Porres nació en el Perú del siglo XVI; creció enfrentando los estigmas de su raza mixta y su ilegitimidad. Después de recibir enseñanza para ser barbero-médico, en sus años de juventud, se unió a los dominicos como «ayudante laico» y continuó su trabajo de barbero en el monasterio.

Un día, el hermano Francisco Velasco Carabantes se acercó a Martín para hablar con él; en ese tiempo, las personas ya comenzaban a creer que era un santo. Martín estaba ocupado con su trabajo de barbero, y distraídamente sujetó al novicio Francisco y lo colocó en la silla del barbero. El hermano Francisco no tenía ninguna inclinación a que le afeitaran la cabeza; no le gustaba el “corte” que usaban los dominicos.

Antes de que pudiera resistirse, Martín había terminado su trabajo, y el hermano Francisco estaba furioso más allá de toda expresión. Empezó a gritar, insultando a Martin con toda clase de palabras altisonantes. Martín estaba absorto en la oración, y para cuando se dio cuenta de que el novicio estaba gritando, uno de los rectores había visto la conmoción y estaba regañando al hermano Francisco, quien fue severamente castigado y expulsado.

Una vez que se dio cuenta lo que había sucedido, Martín acudió al rector con todas las excusas posibles. Pidió perdón por esta persona que había abusado verbalmente de él, tratando incluso de explicar las malas palabras utilizadas. Finalmente, le dijo al rector: «Todo el mundo sabe lo pecador que soy». El rector, que conocía la vida santa de Martín, accedió a su petición y perdonó al hermano Francisco. No satisfecho con esto, el hermano Martín también envió fruta fresca, que era un manjar raro en el monasterio, al hermano Francisco.

¿Cuántas veces nos hemos regocijado en los castigos «justos» que recibieron nuestros transgresores? Recemos a San Martín por la virtud de la humildad, para perdonar y mostrar la otra mejilla, como Jesús nos enseñó a hacer.

Share:

Shalom Tidings

Shalom Tidings

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Articles