Home/Contratar/Article

Ago 22, 2023 300 0 Sean Hampsey, Australia
Contratar

El poder de una sola oración

Es posible visitar a todas y cada una de las diez millones de personas encarceladas en todo el mundo en cualquier momento. ¿Te preguntas cómo? Sigue leyendo…

“Cuando estaba en la cárcel, me visitaste”. Estas son algunas de las personas que Jesús prometió recompensar en el día del juicio. Existen regulaciones que limitan las visitas a los presos, pero ¿existe alguna manera de que alguien pueda visitar a cualquiera de los diez millones de personas encarceladas en todo el mundo? ¡SÍ!

En primer lugar, orando regularmente por todos los presos, mencionando a cualquiera que conozcas personalmente por su nombre. Esto puede ir acompañado de una vela encendida, para simbolizar la oración que sube a Dios y trae luz a la oscuridad de la vida de un prisionero. Cuando estuve en la cárcel, mi familia y amigos encendieron velas como una llama viva de ofrenda a Dios todopoderoso, específicamente para mí. Lo encontré muy efectivo; era asombroso cómo un rayo de alegría irradiaba repentinamente a través de la cotidiana penumbra de la prisión. Algo pequeño, pero tan significativo que me permitía olvidar por un momento dónde estaba y en qué circunstancias; esto me llevó a pensar: «después de todo, hay un Dios», incluso aquí.

Pero creo que la forma más poderosa de ayudar a los que están en prisión, o a cualquier persona que tenga gran necesidad de oración, es considerar las santas y preciosas heridas que nuestro Señor sufrió durante su pasión, desde su arresto en la noche del jueves santo hasta su muerte en la tarde del viernes santo.

Promesa infalible

Contempla todos los golpes y agresiones sobre su cuerpo, incluyendo la cruel flagelación y el dolor constante de las heridas de la corona de espinas, pero particularmente las preciosísimas cinco llagas en sus manos, pies y costado.

Santa Faustina nos dice cuánto agrada a Jesús cuando contemplamos sus llagas, y cómo promete derramar un océano de misericordia cuando lo hagamos. Aprovecha esta oferta misericordiosa y generosa que Él reservó para esta época. Oren por gracia y misericordia para ustedes, para aquellos a quienes conocen por nombre, y para los 10 millones de encarcelados que languidecen en prisión por todo tipo de razones, justas e injustas. Él quiere salvar a cada alma, llamando a cada uno de regreso a Él para recibir su misericordia y perdón.

Oren también por los oprimidos, los marginados, los pobres, los enfermos y postrados en cama, ​​así como por los que sufren en silencio y que no tienen a nadie que eleve su voz por ellos. Oren por todos aquellos que tienen hambre: de comida, conocimiento o la oportunidad de usar los talentos que Dios les ha dado. Oren por los no nacidos y los impíos. Todos somos prisioneros de un tipo u otro, pero particularmente, somos prisioneros del pecado en todas sus formas insidiosas.

Él nos pide que nos acerquemos al pie de la cruz que está empapada de su preciosa sangre; presentemos nuestras peticiones ante Él, y cualquiera que sea la intención, Él responderá con misericordia.

No perdamos ninguna oportunidad de implorar los incalculables tesoros que nuestro Señor misericordioso nos ha prometido. Cuando rezamos por esos 10 millones de presos en todo el mundo, cada uno de ellos recibe el 100 por ciento del beneficio de nuestra oración porque, así como nuestro buen Señor se entrega enteramente a cada uno de nosotros en la Eucaristía, así también multiplica nuestra única oración como un megáfono, llegando al corazón de cada uno de ellos.

Nunca pienses “¿qué hará mi única oración por tanta gente?” Recuerda el milagro de los panes y los peces y no dudes más.

Share:

Sean Hampsey

Sean Hampsey is an author, singer/songwriter and has 10 albums and 7 books to his credit. A retiree at eighty-five, he is passionate about his faith and keen on embracing the Sacraments, especially the Holy Mass and Perpetual Adoration. Sean lives in New South Wales, Australia. He is happy to be contacted at: [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Articles