Home/Contratar/Article

Mar 26, 2021 719 0 Connie Beckman, USA
Contratar

El Niño en Bicicleta

¿Afligido por la pérdida de un ser querido? Aquí está un relato sincero de una madre en cómo encontró la esperanza incluso en el valle más oscuro.

Fuimos bendecidos con dos hijos. David el mayor tenía el pelo rubio dorado. Nuestro hijo menor, Chris, tenía el pelo oscuro.  El cabello rubio de David se aclaraba aún más durante los meses de verano por estar bajo al sol. Nuestros hijos eran la alegría de nuestras vidas.

Cuando David tenía diecisiete años, la vida nos dio un golpe devastador. Él y un amigo perdieron la vida en un catastrófico accidente automovilístico. Nuestros corazones se destrozaron en un millón de pedazos. Estuvimos en shock durante semanas. De repente, nuestra familia de cuatro miembros se redujo a tres, ya que un miembro de la familia fue violentamente arrancado de entre nosotros. Mi marido y yo y nuestro hijo de 15 años, Chris, nos aferramos unos a otros, a nuestros amigos y a nuestra fe. Incluso vivir un día a la vez fue demasiado, tuve que vivir minuto a minuto y hora a hora. Pensé que el dolor nunca nos dejaría.

Visitar la tumba de David proporcionó cierto alivio de la profunda sensación de pérdida. Visitaba su tumba al menos una vez a la semana. El cementerio de nuestra pequeña ciudad está muy bien mantenido. El césped y los árboles adorables realzan su tranquilidad. El camino hacia el cementerio sigue un camino circular. Puedes ver a cualquiera saliendo o entrando desde cualquier punto de vista.

Un día, cuando me senté en el césped al lado de la tumba de mi hijo, las lágrimas comenzaron a fluir por mi cara. Estaba muy preocupada por su hermano, Chris, que estaba pasando por un momento muy difícil al enfrentar la pérdida de su único hermano. Después de derramar mi corazón, me limpié las lágrimas y miré alrededor del cementerio. Un niño con el pelo muy rubio andaba en bicicleta por el cementerio. Montó su bicicleta tan suavemente y sin esfuerzo que me cautivó. ¿Por qué un niño podría andar en bicicleta en un cementerio? Por un instante, miré hacia abajo en la tumba de mi hijo, luego miré hacia atrás, pero el niño rubio en la bicicleta había desaparecido ante mis ojos. Seguí buscándolo, pero se había ido. Sentí, desde lo más profundo de mi alma, que era mi hijo, David. La camiseta blanca que llevaba el niño era idéntica a la que David había usado todo el tiempo.  Sentí como si David me hubiera visitado ese día en el cementerio, para consolarme y hacerme saber que está en paz.

Hasta el día de hoy, no puedo explicar el encuentro, pero el recuerdo está grabado en mi corazón para siempre por el Espíritu Santo. Creo que Dios concedió este encuentro celestial para asegurarme que no estoy sola y afligida. Jesús llora conmigo y el Espíritu Santo me limpia mis lágrimas, un día a la vez. «Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza;  nuestra ayuda en momentos de angustia.” Salmo 46:1.

Después de este misterioso encuentro, mi pesada carga se volvió más ligera. Aunque han pasado muchos años desde que nuestro David murió, el dolor de perder a nuestro hijo persiste en nuestros corazones. La pena no tiene límites de tiempo. Disminuye con el tiempo, pero las madres y los padres lloran para siempre. Encuentro consuelo en la esperanza de que algún día podamos ver a nuestro precioso hijo.

Cuando la tragedia y la muerte golpean a la familia, todo el mundo puede sentirse abrumado por el dolor. Procesar la pérdida es un desafío, nos sumerge en valles profundos y oscuros; pero el amor de Dios y su increíble gracia pueden volver a infundir rayos de luz y esperanza en nuestras vidas.

“Aunque las montañas cambien de lugar y los cerros se vengan abajo, mi amor por ti no cambiará ni se vendrá abajo mi alianza de paz,”, dice el Señor, que tiene compasión por ti.” Isaías 54:10

Share:

Connie Beckman

Connie Beckman is a member of the Catholic Writer’s Guild. She desires to encourage Catholic spiritual growth by sharing the truths of the Catholic faith. Beckman shares her joy and love of God through her writings.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Articles