Home/Encuentro/Article

Jun 05, 2024 35 0 Shalom Tidings
Encuentro

Mártir de la Palabra

Anacleto González Flores nació en México a finales del siglo XIX. Inspirado por un sermón que escuchó en su infancia, hizo de la misa diaria la parte más importante de su vida. Se unió al seminario y sobresalió en lo académico, pero al discernir que no había sido llamado al sacerdocio, más tarde ingresó a la facultad de derecho.

Durante los años de persecución cristiana en México, Anacleto defendió tan heróicamente los derechos fundamentales de los cristianos, que la Santa Sede le concedió la Cruz Pro Ecclesia et Pontifice por sus esfuerzos. A medida que muchos cristianos mexicanos daban valientemente su vida por la fe, él continuaba escribiendo contra las atrocidades, convirtiéndose en un líder prominente de la Guerra Cristera.

En 1927 fue arrestado y cruelmente torturado: lo azotaron, le abrieron los pies con cuchillos y le dislocaron el hombro. Anacleto, imperturbable, se mantuvo firme en su fe y se negó a traicionar a sus fieles compañeros. Cuando lo mataron a tiros, perdonó abiertamente a sus asesinos y murió exclamando: «He trabajado desinteresadamente para defender la causa de Jesucristo y su Iglesia. Pueden matarme, pero deben saber que esta causa no morirá conmigo». Perdonó abiertamente a sus asesinos y murió, exclamando: «Yo muero, pero Dios no muere. ¡Viva Cristo Rey!».

Después de años de vivir una vida santa centrada en la devoción al Santísimo Sacramento y una devoción mariana ejemplar, Flores entregó su vida al Señor con tres de sus fieles compañeros. Este valiente mártir fue beatificado por el Papa Benedicto XVI en 2005 y fue declarado patrono de los laicos mexicanos en 2019.

Share:

Shalom Tidings

Shalom Tidings

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Articles